mis fotos, mis viajes, mis excursiones ...
las flores, los grafitis, los gatos ...
exposiciones
y +



miércoles, 25 de agosto de 2010

LECTURAS :"La fiesta del Oso" de Jordi Soler


Sorprende, atrapa hasta el final (como en aquellas lecturas infantiles que no podíamos abandonar) emociona, divierte, da una vuelta de tuerca a situaciones cotidianas, a la memoria, a la historias contadas y vividas. No es otra novela sobre la “Guerra Civil”–muy interesante para estudiosos del tema-, sobre nuestros antepasados, aunque lo sea.

Es una novela sobre la fantasía, el poder de la imaginación, ¿dónde esta la verdad?, sobre todo sobre la memoria y sus engaños y el título es de lo más apropiado “la fiesta del Oso”. Jamás pensé que la denominada “Fiesta del Oso” tuviera tanta enjundia.

Pasen y vean.

jueves, 19 de agosto de 2010

"INSOLENTE JUERGEN TELLER" X Abel H Pozuelo

Deseo



No me gustó la exposición, pero me ha encantado el artículo.


Insolente Juergen Teller

Artículo Abel H. Pozuelo
¿Quién es Juergen Teller (Erlangen, Alemania, 1964)? ¿Qué tipo de persona es, de qué clase será su alma? Al rato de pasear por su primera retrospectiva española es eso lo que nos preguntamos, no qué clase de artista es… El recorrido empieza con la serie Ed en Japón, fotografías delicadas y llenas de vida, en un color suave y quemado al mismo tiempo, de película de 35mm. sobreiluminada, de polaroid sin luz, de algo que se borra bajo el sol. La cámara mirando la nieve caer y el cielo y los árboles desde abajo, como desde el punto de vista de un niño asombrado. Y a menudo un niño (Ed, el hijo de Teller) durmiendo, comiendo y jugando. Ternura, armonía, morosidad del tiempo, calma. Pero las estampas retratadas están a menudo impregnadas de blancura estallada de flash y las fotografías van torcidas, encuadradas de forma torpe, desenfocadas.

Después, el desfile frena ante una sucesión de jóvenes detenidas en la entrada de una casa. Casi niñas, sin maquillar, sin posar, sin preciosos vestidos ni sex appeal pero auténticas aspirantes al deseo colectivo. Empieza a sonar la música de la modelo consensuada como tal, el viejo sonido de pianola de la modelo en el sentido dado por las Bellas Artes y los afilados destellos sonoros metálicos y breves de la Moda, del arquetipo intangible del cuché. Pero desde el principio suena estropeado, bajo el eco de toneladas de basura, roña, cal de pared, fosas, emergencias no escogidas. Y a las chicas de la puerta las espera un cazador emboscado: el lobo feroz, que es el mismo Juergen posando semi desnudo ante ¿su cámara?

Avanzamos y lo desconcertante nos conduce a través de casi sublimes naturalezas muertas tomadas en cualquier descampado, para llegar al Louvre en cuyas salas, congeladas, la modelo Raquel Zimmermann y la actriz Charlotte Rampling componen un conjunto casi espeluznante, desnudas e inmóviles como estatuas junto a Mona Lisa o la Venus de Milo. ¿Quién es Juergen Teller? ¿A qué juega? ¿Quién más había en esa lujosa habitación de hotel en que se desvanece junto a Charlotte Rampling, cuando él enseña sus partes pudendas, cuando ella lo abraza como a un niño? Zimmermann, las modelos, el fotógrafo de moda, lo banal y efímero, todo deviene en un instante capturado: aquél en que la belleza se sienta en las rodillas de Teller para ser azotada.

Muslos y antorrillas llama Teller a esta exposición y al catálogo editado: frágiles fronteras de la carne, fronteras del deseo. Juergen es un bárbaro invasor que no sabe de fronteras, que juega con el derroche de admiración que encuentra por igual en una esquina de La Habana que en la Historia de la pintura y de la fotografía (Eggleston, Cranach, Araki...). La cruda vida estilizada y la estilizada vida encrudecida. El objeto de deseo por consenso se sitúa en posición de subordinación y la frontera con lo vulgar, con la tendencia de la naturaleza a estar muerta, con la belleza de la carne en proceso de pudrirse, con el lujo manchado de mierda, con la inocencia en medio de la bacanal, con la lujuria atrofiada, palidece. Y aparece un lugar donde encontrar la belleza desprovista de vestimentas y emblemas.
...


Claro hay que haber visto "Portero de noche con Charlotte Rampling"

Exposiciones : JEAN DIEUZAIDE



Autor desconocido, escuela de pueblo soriano, 1943
Maestra con niños.








En el Palacio de Sástago exposición fotográfica "Por tierras de Aragón" de JEAN DIEUZAIDE.

Apropiada para adolescentes que creen vivir en el peor de los mundos, para que vean
donde habitaban sus padres y sus abuelos, y hace muchisssimos años. Pero con el tiempo todo esta cerca aunque parezca lejos.

JEAN DIEUZAIDE. Por tierras de Aragón


Jean Dieuzaide nació en 1921 y demostró muy pronto su pasión por la fotografía. Él la defiende arduamente en todas partes, de París a Toulouse.
El Palacio de Sástago presenta la obra completa dedicada por el francés a las tierras y gentes de Aragón, imágenes tomadas en su mayoría en los años cincuenta y que muestran una visión de Aragón romántica y preindustrial.

Del 28 de julio al 19 de septiembre de 2010

Palacio de Sástago
C/ Coso 44. 50003 Zaragoza
Martes a sábado de 11 a 14 y de 18 a 21 h.
Domingos y festivos de 11 a 14. Lunes cerrado

miércoles, 18 de agosto de 2010

CARLOS AGANZO

 
Posted by Picasa

(Mi casa esta cerrada)...

Poema de Carlos Aganzo :

LAS SEMILLAS.
Está la casa abierta.
Huele a sol la mañana.
Entra por cada poro
de mi ser aire limpio
de día recién cortado.

Anda la primavera, revoltosa,
enhebrándolo todo:
las flores en las piedras,
el aire en los colores,
mi mano en tu cintura,
mi boca con tu boca
bebiendo de este aire alborozado
de lozanas espigas ...

Está mi piel abierta.
Huele a amor la mañana.
Te busco en los rincones de la casa
para volar contigo
por este torbellino de semillas
que se enreda en el sol.

Y el aire se estremece.

© Carlos Aganzo
http://www.catedramdelibes.com/archivos/000007.html

lunes, 16 de agosto de 2010

VIAJES : EL SABINAR DE CALATAÑAZOR (SORIA)

Excursiones : El Sabinar de Calatañazor
 
Posted by Picasa

La dehesa de calatañazor permanece en mi memoria infantil desdibujada por el tiempo. Recuerdo una niña al borde del abismo, sobre un sendero blanco, árboles grises en los bordes , como soldados, detrás de los bueyes caminamos a su lento y pesado paso. El pozo verde es inmenso, donde se mece la hierba, fibras grandes y espesas como álamos al viento.
Se añade la imagen de una fuente de aguas claras, brotando entre losas, cangrejos corriendo de aquí para allá, disparándose hacia detrás.

En los años 60-70 se destrozaron todas las dehesas. Se convirtieró en zona de labor cada metro de tierra al hacer las concentraciones parcelarias. Las dehesas habían sido espacios naturales, mancomunados, llenos de agua, animales, juncos, flores, … etc. Se destrozaron los arroyos, los ríos y sus riberas. De paso se acabó con los huertos de los pueblos abandonados, al paso con las pocas zonas arboladas (ciruelos, castaños, etc). Había que aprovechar todo para los cereales, los árboles hacían sombra, no crecía el cereal y no servían para nada.

Esta dehesa, en parte se salvó, se convirtió en Espacio Natural y ahí están las sabinas milenarias, ese árbol de lento crecimiento, de retorcidas fibras que acoge en su seno a toda una familia de animales.

GIRASOLES AL SOL

 

 
Posted by Picasa


... todo cambia, en vez de rastrojos, los parámos castellanos se han llenado de
flores este mes de agosto, como si fuera otra primavera ...

miércoles, 4 de agosto de 2010

Viajes al pasado :"LAS ROSAS", Eça de Queirós

Viajes al pasado : “Las Rosas”, Eça de Queirós

Primorosa edición de Acantilado.
Para ver otros mundos, como se escribía en los periódicos de finales del siglo XIX

 

 

“En la fiesta llamada Rosalia, dedicada a Venus en las calendas de mayo, todas
Las cortesanas de roma, envueltas en velos amarillos, en devota y lasciva procesión,
El lento sonde las cítaras, iban a llevar a la Gran diosa, su patrona, las primeras rosas del año.
Era la proclamación sacramental de la primavera y el amor ….
 
Posted by Picasa

En otra de las hermosas fiestas rurales de Italia, las de Dea Dia, diosa de la labranza y de los campos, el colegio de los cofrades Arvales ofrecía en los altares panes cubiertos con rosas y, después de la oblación, cuando se dispersaban, gritando la palabra de buen
Agüero, “Feliciter!Feliciter!, iban arrojando por las calles y sobre el pueblo, a manos llenas, las rosas que el contacto con el altar había vuelto sagradas.
En mayo todos los lares domésticos se adornaban con rosas ….”

Que ha pervivido en España hasta nuestros días, ahora olvidada ….
Uno de mis escritores favoritos, sobre todos por "los Maias"

domingo, 1 de agosto de 2010

+ FLORES DE MONTE



Las digitales acompañan a los iris por las praderas