mis fotos, mis viajes, mis excursiones ...
las flores, los grafitis, los gatos ...
exposiciones
y +



lunes, 29 de febrero de 2016

SOY UN GUARDADOR DE REBAÑOS, A CAEIRO

Soy un guardador de rebaños, Alberto Caeiro


Soy un guardador de rebaños.
El rebaño es mis pensamientos
y todos mis pensamientos son sensaciones.

Pienso con los ojos y con los oídos
y con las manos y los pies
y con la nariz y la boca.

 
Pensar una flor es verla y olerla
y comerse una fruta es conocer su sentido.

Por eso cuando, en un día de calor,
me siento triste de disfrutarlo tanto,
y me acuesto estirado en la hierba,
y cierro los ojos calientes,
siento a todo mi cuerpo acostado en la realidad,
sé de verdad y soy feliz.



(es decir, Fernando Pessoa)

domingo, 28 de febrero de 2016

LUIS CERNUDA , NO DECÍA PALABRAS



No decía palabras,
acercaba tan sólo un cuerpo interrogante,
porque ignoraba que el deseo es una pregunta
cuya respuesta no existe,
una hoja cuya rama no existe,
un mundo cuyo cielo no existe.
La angustia se abre paso entre los huesos,
remonta por las venas
hasta abrirse en la piel,
surtidores de sueño
hechos carne en interrogación vuelta a las nubes.

Un roce al paso,
una mirada fugaz entre las sombras,
bastan para que el cuerpo se abra en dos,
ávido de recibir en sí mismo
otro cuerpo que sueñe;
mitad y mitad, sueño y sueño, carne y carne,
iguales en figura, iguales en amor, iguales en deseo.
Auque sólo sea una esperanza
porque el deseo es pregunta cuya respuesta nadie sabe

Uno de mis poemas preferidos. 

sábado, 27 de febrero de 2016

INVIERNO


















Hace unos días ya que los jilgueros picotean en las margaritas, los flores de
los ciruelos no acaban de decidirse a salir y las pocas que han florecido
están pochas, pasadas por el agua, por este invierno tardío que nos acompaña en
toda la península. Se llevara todos los frutos recién nacidos.

Los almendros han perdido sus frutos ...
 todo resulta catastrófico en este país.
 Sólo nos acompañan miserias y desfalcos.
 La ruina y la mezquindad es constante
 Los dioses nos han abandonado

jueves, 25 de febrero de 2016

LOS GATOS



Los gatos
Los amantes fervorosos y los sabios austeros
gustan por igual, en su madurez,
de los gatos fuertes y dulces, orgullo de la casa,
que como ellos son friolentos y como ellos sedentarios.
amigos de la ciencia y de la voluptuosidad,
buscan el silencio y el horror de las tinieblas;
el Erebo se hubiera apoderado de ellos para sus correrías fúnebres,
si hubieran podido ante la esclavitud inclinar su arrogancia.
Adoptan al soñar las nobles actitudes
de las grandes esfinges tendidas en el fondo de las soledades,
que parecen dormirse en un sueño sin fin;
sus grupas fecundas están llenas de chispas mágicas,
y fragmentos de oro, cual arenas finas,
chispean vagamente en sus místicas pupilas
..... Charles Baudelaire

martes, 23 de febrero de 2016

lunes, 22 de febrero de 2016

EXPOSICIONES : MANUEL VIOLA, EN LA DPZ DE ZARAGOZA

Hasta el 29 de mayo, en el Palacio de Sástago,  se presenta obras de Manuel Viola,
Manuel Viola, nació en Zaragoza el 18 de mayo de 1916 y falleció en San Lorenzo del Escorial  (Madrid) el 8 de marzo de 1987 tras una azarosa y agitada vida nómada

Todavía recuerdo el impacto en mi cerebro blanco e inmaculado de las pinturas de Viola, tal vez las primeras abstracciones que yo podía veer. Estaban colocadas en las paredes de la Lonja, unos cuadros inmenos en blanco y negro. Como dardos en el alma.



Datos de la Diputacion Provincial de Zaragoza :
La muestra, en la que han colaborado el Museo de Arte Jaume Morera y el Ayuntamiento de Lérida, reúne 106 cuadros, dibujos, estampas y colages de este formidable creador que pertenecen a distintas colecciones. Entre ellos, obras tan destacadas como el mítico ‘La saeta’, ‘España, aparta de mí este cáliz’, ‘Isla de los muertos’ o ‘Ventana a la muerte’, pinturas de las que el artista nunca quiso desprenderse en vida. También incluye lienzos rescatados del olvido como ‘La femme bandée’, que fue pintado por Viola en el psiquiátrico de Sainte-Anne de París, y una amplia selección de fotografías y documentos de su archivo personal que ayudan a entender mejor su vida y su obra.
...
Por su parte, el comisario de la muestra, Javier Lacruz, la ha calificado como “una de las más bellas exposiciones que se pueden ver de un artista aragonés en su tierra”. Lacruz ha subrayado que se trata de una exposición "didáctica” que intenta explicar “a un artista que es inabarcable tanto en su vida como en su obra”. Además, la muestra intenta aclarar “los diversos malentendidos” que han ido surgiendo en torno a Viola. “No fue solo pintor, también intentó ser torero y fue poeta, chalán, hombre de flamenco… –ha explicado este coleccionista–. Tampoco se puede decir que fuera un pintor abstracto, porque fue tan figurativo como abstracto”.



sábado, 20 de febrero de 2016

jueves, 18 de febrero de 2016

PEQUEÑO VALS VIENÉS, GARCIA LORCA

En Viena hay diez muchachas,
un hombro donde solloza la muerte
y un bosque de palomas disecadas.
Hay un fragmento de la mañana
en el museo de la escarcha.
Hay un salón con mil ventanas.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals con la boca cerrada.

Este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac
que moja su cola en el mar.

Te quiero, te quiero, te quiero,
con la butaca y el libro muerto,
por el melancólico pasillo,
en el oscuro desván del lirio,
en nuestra cama de la luna
y en la danza que sueña la tortuga.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals de quebrada cintura.

En Viena hay cuatro espejos
donde juegan tu boca y los ecos.
Hay una muerte para piano
que pinta de azul a los muchachos.
Hay mendigos por los tejados.
Hay frescas guirnaldas de llanto.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals que se muere en mis brazos.

Porque te quiero, te quiero, amor mío,
en el desván donde juegan los niños,
soñando viejas luces de Hungría
por los rumores de la tarde tibia,
viendo ovejas y lirios de nieve
por el silencio oscuro de tu frente.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals del "Te quiero siempre".

En Viena bailaré contigo
con un disfraz que tenga
cabeza de río.
¡Mira qué orilla tengo de jacintos!
Dejaré mi boca entre tus piernas,
mi alma en fotografías y azucenas,
y en las ondas oscuras de tu andar
quiero, amor mío, amor mío, dejar,
violín y sepulcro, las cintas del vals.

miércoles, 17 de febrero de 2016

lunes, 15 de febrero de 2016

INVIERNO

 ACABA DE LLEGAR EL INVIERNO, despues del 14 de febrero, por fin, hasta la fecha había una primavera difusa. Mis jarrones estan llenos de las últimas rosas de invierno, si acaso más bellas que las
de verano.
El mundo al revés.

domingo, 14 de febrero de 2016

LOS NADADORES SOLITARIOS, de MANUEL VILAS

Voy a nadar al gimnasio, sí, prácticamente todos los días.
Bajo el agua parece que el fracaso no existe.

Miro a los otros nadadores de las otras calles de la gran piscina.

Nos miramos vagamente; las gafas de bucear impiden
ver el color de los ojos, ver los rostros torturados.

Nadamos y nadamos como fantasmas hasta las once de la noche,
cuando cierra el gimnasio.

Es obvio que no tenemos dónde ir.

Luego nos vemos en las duchas, desnudos.

Somos cinco o seis.

El encargado nos conoce.

Somos siempre los mismos, a veces falla alguno.

No nos hablamos.

Si falla alguno, pensamos con alegría que se ha atrevido,
que al fin alguno de nosotros lo ha hecho,
que se ha levantado la tapa de los sesos,
hasta que al día siguiente reaparece.

Nos hace ilusión pensar que ya quedamos menos.

Sabemos perfectamente por qué nadamos por la noche.

Hay un bar de copas al lado del gimnasio.

Ninguno de los nadadores nocturnos
quiere llegar a casa a las once y media.

No hay gimnasio con piscina
que abra hasta las seis de la madrugada.

En el bar nos encontramos, no nos hablamos.

Conocemos nuestros rostros, el color de nuestros bañadores,
el modelo de gafas, buenas y caras gafas siempre,
Adidas de competición rojas o azules,
la fuerza en la brazada, el estilo del crol
de cada uno de nosotros, los nadadores nocturnos.

Bebemos en ese bar, regentado por chinos casi muertos,
después de haber nadado hasta el agotamiento.

Bebemos y nadamos, esa es nuestra vida,
pero jamás, nunca jamás nos dirigimos la palabra,
es un pacto, un raro pacto entre samuráis hundidos.

Si alguno de nosotros necesita algo,
solo le prestaremos
el estilete más afilado de España.

La muerte nos gusta, por eso nadamos y nadamos
hasta que el gimnasio cierra y nos echan,
con los brazos convertidos en acero, músculos
tan atormentados, tan desesperados
como los planetas sin nombre,
dando tumbos en la estúpida oscuridad del universo.

Siempre estamos esperando
que alguno no venga nunca más,
pero resistimos como hijos de perra,
todo un misterio de los nadadores nocturnos.



(de El hundimiento, Visor Libros, 2015, XVII Premio de Poesía Generación del 27)
 Ver entrevista Jot down
Manuel Vilas es el mejor poeta de la ciudad de zaragoza, tiene un montón de premios y
Entre sus libros de poesía destacan 'El cielo' (DVD Ediciones, 2000), 'Resurrección' (XV Premio Jaime Gil de Biedma, Visor, 2005), 'Calor' (VI Premio Fray Luis de León, Visor, 2008), y 'Gran Vilas' (XXXIII Premio Ciudad de Melilla, Visor, 2012). Su poesía reunida se publicó en 2010 (Visor) con el título de 'Amor'.
Es autor de las novelas España (DVD Ediciones, 2008; Punto de Lectura, 2012), que fue elegida por la revista Quimera como una de las diez novelas más importantes en español de la primera década del siglo XXI, 'Aire nuestro' (Alfaguara, 2009), que obtuvo el Premio de la Librería Cálamo, 'Los inmortales' (Alfaguara, 2012) y 'El luminoso regalo' (Alfaguara, 2013).
Recientemente ha recopilado sus estados de Facebook en el libro 'Listen to me' (La Bella Varsovia, 2013) y acaba de reeditarse su primer libro de relatos titulado 'Zeta' (Salto de Página, 2014). Su obra figura en las principales antologías nacionales tanto de poesía como de narrativa

viernes, 5 de febrero de 2016

GATITOS


martes, 2 de febrero de 2016

CANCIONES : 25 AÑOS, DE RAÚL PAZ

Provocan los labios
en el gesto algo de mas,
todo musa de mar y de sal,
tiene 25 años, siempre pregunta ¿Por qué?
y no para de opina
para ver lo comentarios
Regálame tus besos
que queman, que queman.
Me enreda lo que falta
y lo que se aleja,
¿qué importa lo que hicimos?
si aunque me quieras,

te olvidaras de mi.
Y hoy brindo por ti
y brindo por mi.

Se le empiezan a cansar
esos ojos de tanto pensar
y desnuda se sienta a fumar
tiene 25 años,
muchas ganas de gritar
y de salir a bailar,
en los brazos de un extraño

Por qué se van los pequeños momentos
los días sin tiempo, las noches sin sueno
los miedos ingenuos, que a veces pudieron
llegar a gustar
Por qué se van las mejores palabras de amor,
las mañanas, los dos en la cama
sin pensar en nada y abra que esconderse
como los demás.

lunes, 1 de febrero de 2016

ZORZAL