mis fotos, mis viajes, mis excursiones ...
las flores, los grafitis, los gatos ...
exposiciones
y +



viernes, 30 de septiembre de 2011

ZARAGOZA ACTIVA

Ayer se inició la I FERIA DE IDEAS, bajo la Programación de ZARAGOZA ACTIVA, durante este mes de Octubre hay múltiples actividades que requieren inscripción web o presencial : www.zaragoza.es/activa : Internet, Tecnologías, Empleo.

martes, 27 de septiembre de 2011

BIESCAS CON AMOR de Javier Oliver

El pregón de Javier Oliver :
Reinas de las Fiestas, Alcalde, seores miembros de la Corporación, vecinos de Biescas, visitantes, amigos todos. Hace unas semanas recibí una llamada de nuestro alcalde, pidiéndome el favor de pregonar las fiestas que ahora comienzan. “Planteamiento equivocado”, pensé; el favor no lo hacía yo; me lo hacía a mí.
No soy nacido en Biescas, pero soy de Biescas, vamos, “de Biescas de toda la vida”. Aquí tengo mi casa en toda la extensión que esta palabra tiene en Aragón, y de aquí es mi familia. De zagal he pasado largas temporadas en este pueblo, inmerso en su vida, participado en lo cotidiano y siendo testigo en lo extraordinario. Y he crecido, y lo he visto crecer. Y no me lo han contado; lo he visto yo, y por eso os lo voy a contar, pues como dijo un pastor de Sobremonte, “lo fablar ye muito majo pa dechalo sin fablar”.
Un día, no recuerdo cuándo no en que circunstancias, desde aquello montaña poblada de árboles que véis arriba, y que llamamos Cerruza, despegué con mi parapente. Las condiciones para el vuelo eran buenas. No había nadie; tranquilidad absolut. Una suave brisa ascendente me hizo remontar el lugar del dsegue y pronto me vi planeando por la ruta de Burrambalo. A mis pies, en Fuenteornera, abrevaban las vacas que Ismael padre había subido a finales de junio, alrededor de San Pedro, para pasar el verano. Me acordé que en Casa Lalaguna, sin embargo, de siempre se subían a Pedrafita, puerto menos agreste. Y vi al pastor, Joaquín acarreando piedras de sal. Y estaban sus hijos, y les oi pedir a su padre que les comprara un polo. Me sonreí. Remonté las peñas de Aso y oí chillar a la marmota, seguramente importunada por mi presencia. Pasé por el Pilón de Acumuer y, allá abajo, en la pradera de Plandusabas, vi hozar un jabalí, y en lo alto, en lo que llaman la Peña Retona, observé el vuelo elegante del quebrantahuesos. Los vientos me llevaron al Zarrambucho, y mi sombra proyectada en la pared espantó al sarrio, que oteaba desde su atalaya; aunque quizás no fui yo, pues vi subir, fusil al hombro, a Cuartel y a los hermanos Escartín, Jesús y Javier, y deduje que estaban resacando, cosa que entonces podía hacerse. Y vi también a lforestal acechando al cazador. Tornando por la fuente de la Espelunga, bajé hacia el inarillo, y alí intuí, fugaz, la silueta del ciervo. No me dio tiempo a fijarme, pues enseguida oí ladrar al corzo en los campos de Semolustré. Y no me lo han contado; lo he visto yo. Dirigi entonces el vuelo por encima del barranco del Puerto, hacia la que dicen la fuente del Riñón, y ali quedé suspendido a gran altura. A mis pies, tenía la ermita de Santa Elena, patrona de Biescas, con la Gloriosa manando de la cueva en abundancia.¡Cómo corría la gente por la pradera de la ermita, tratando de recuperar los melones puestos a refrescar, y que el agua, salvaje, arrollaba! Mientras, un perro sin rabo, disimulando, se llevaba las viandas ahora sin dueño. ¿Sería el perro de San Roque, también patrón de Biescas, que que alimentó y sanó al santo en su enfermedad?. Y ahí estaba Maxi, llave de la ermita en mano, explicando a unos forasteros, cómo perseguida por el moro, Santa Elena busco refugio en la cueva, y cómo en la entrada, una araña tejió rápidamente su tela, despistando así al perseguidor, que concluyó con un… “donde la araña tejió, Elena no entró”. Y vi el dolmen, uy pequeo desde mi balcón. Y me llamaron la atención dos jinetes cabalgando por la Pellera, “¡a mi el Séptimo de Caballería!” Luego me dijeron que eran mi padre y Fernando Baratech. Y vi a Alfredo Barrios amonestando a unos excursionistas que en mitad del bosque de Lasieso, hacian fuego para asar chullas. Por encima de las montañas de Loba, tío Joaquín dirigía las caballerías que arrastraban la madera adjudicada en la última subasta. Y en las paredes de Baladrás, más arriba todavía, Antonio Escarpa y Juan Bazán se afanaban por abrir una expuesta vía de escalada. Los zagales, los más pequeños, daban sus primeros pasos de escalador en la via Ferrata que parte dek Zoque, bajo la atenta mirada de sus padres. Creí distinguir a mis hijos, es más, estoy seguro de que eran ellos Y no me lo han contado; lo he visto yo.
Torné mi parapente hacia Biescas, siguiendo el curso descendente del río Gallego, ue ese día bajaba especialmente turbio y tumultuoso. “Tormenta en Francia”, pensé. Y a río revuelto, allí estaban, caña en mano, Ramón Ypiéns y mi tío Javier, pugando por sacar del agua la trucha mas grande. Y en el camino de Santa Elena, cerca del “Crucifierro”, observé gran gentío en peregrinación. Me acordé entonces de la Romería de las Cruces del domingo de Pentecostés. Y vi al mosen descansando en la silleta de Santa Elena. Más abajo, en una barranquera empinada y umbría, creí oír gritos moribundos, y e estremecí, recordando la defensa que los pelaires habían hecho de su tierra frente a las tropas de Antonio Pérez. “Y la sangre tiñó de rojo en río, a su paso por Biescas”, me habían contado mis padres cuando era pequeño. ¡Qué miedo me daba esta historia! Y por entre los cajicos de las Carruscas, subiendo a distinguí a mi hermana subiendo a la Caseta de las Brujas, encabezando una expedición con las guapas mozas de La Abadía. Creo que esa noche planeaban caza de gamusinos. Y no me lo han contado; lo he visto yo.
Y así, volando, llegué a Biescas. ¡Qué pequeñas se veían sus casas, qué pequeñas parecían sus gentes! Allí estaba Salvador, en su carpintería, discutiendo con uno de fuera las bondades de madera de boj. Y allí estaba Sebastián, faenando en su tienda, y Pepe en su bodega, y Feliciano en su carnicería, y Encarnita en su farmacia… Y Manolo en el banco, y Mariano en el supermercado, y Jesús en el estanco, y Falito en la barbería, … y el churrero, y el feriante… y el Estacho, y el O`Garden,…y la Gruta, y el Tendeñera. Pequeños oficios, haciendo grande este pueblo. Me pareció ver también al tío Félix dispensando una partida de tornillos, y a tío Agustín una cajetilla de tabaco negro, pero de esto no estoy seguro, pues volaba a gran altura. Larga cola se extendía por el puente, saliendo de la panadería, y pensé en las tortas de miel recién horneadas. Hasta aquí arriba llegaba el sonido de la sierra de Paquito Lacasa, mezclado con el estruendo de los tubos de la central. Jarandín, en cambio, ya no hacía tanto ruido. ¡Qué bonito se veia el “Tierra de Biescas”! Había animación en el otro lado”; porque el barrio de San Pedro siempre ha sido para mi “el otro lado”. Observé gran gentío en el campo de fútbol; el Real Zaragoza, como visitante, sudaba de lo lindo para hecer un gol en la portería local, cuyos jugadores e defendían como si de los hugonotes se tratase. Y no me lo han contado; lo he visto yo.
Mucha animación se veía también en la cale Esperanza. En Ruba no caia un alma. Allí, en el “rincón del abuelo”, estaba Ramón padre, que hacía ya tiempo que había delegado el negocio en sus hijos. Y oí a Jesús discutir con mi madre sobre las bondades del vino de Somontano, mientras Ramón, en la cocina, preparaba unos tripiligates. Animación había también en la calle Mayor, y en la plaza de Ayuntamiento. ¿La Feria de Otoño, la de Primavera tal vez? ¡No, una carrera ciclista! Se celebraba aquél dia la Treparriscos, y un nutrido pelotón de escapados pasaba rápidamente. Si no fuera porque estoy aquí arriba, diría que voy en cabeza. Y allí están mi hermano, y Api, que van a por todas El pueblo entero se vuelca con la carrera. Siempre lo ha hecho. Es un pueblo dispuesto. Para todo. Recuerdo su comportamiento ejemplar, hace ya alguntiempo, cuando se puso violento el Barranco de Arás. Y no me lo han contado; lo he visto yo.
Allí abajo distingo también a José Antonio Escartín y a Pepe de Josito, que a propósito del Monte de las Acciones, discuten en animada charla con José María de Goyicos sobre la alera foral y otros aprovechamientos aragoneses de pastos, leñas y demás ademprios. ¡Qué envidia me dan y con qué gusto me sumaría a la tertulia, yo, que en el ejercicio de mi profesión, y aunque alejado siempre de esta tierra, he paseado como propias las instituciones jurídicas del Alto Aragón, tratando de enseñar y explicar a los infelices del llamado “derecho común”, en qué consisten cosas tan nuestras como el régimen consorcial, o el derecho expectante de viudedad, o el casamiento en casa, o el testamento mancomunado, o el de derecho de abalorio, entre otras, o el principio ”standum est chartae”,que no es sino el aforismo jurídico del apretón de manos. Sobrevuelo las escuelas, y allí está Angelito, don Ángel, el maestro, educando a zagales de corta edad en los principios del respeto y la responsabilidad, haciéndoles ver que, como aragoneses que son, deben estar preparados mucho antes que los demás, puyes en Aragón se es mayor ya con catirce años. Y quedo suspendido sobre el campo de La Conchada, donde mi mujer, diminuta desde aquí arriba, me saluda alegremente. En su mano agita una hoja de papel con las “preces de a toza de nochegüena”, que está memorizando para Navidad: “güena morcilla grasa, pa la dueña de esta casa”. Y no me lo han contado; lo he visto yo
Debo preparar ya el aterrizaje. Veo a Navas, y a “Fernandito”, y a “Luisito”, que van posando suavemente sus parapentes en los campos de la Viña. En mi último giro aún e da tiempo de ver a Cotí, a nuestro Fernando Escartín, entrenando con su bicicleta rumbo al Cotefablo, a Ismael con su tractor dallando en San Cristóbal, y al cura de Gavín, allá a lo lejos, encaramado en lo alto de la iglesia de Orós en labores de rehabilitación. No hay tiempo para más. Finalmente, aterrizo yo también.
Y y en tierra, mientras me desprendo de la impedimenta del vuelo, aún araño unos segundos para contaros que un pregón es un discurso elogioso en el que se anuncia al público la celebración de una festividad, y se le invita a participar en ella. Y que el pregonero es aquél que en voz alta da pregones, publicando y haciendo notorio lo que se quiere hacer saber a todos. Pues bien, con el recuerdo de todos los que en esta misa labor han pasado por este balcón, éste que hoy os habla, orgulloso pregonero de sangre pelaire, mandatario del pueblo de Biescas, os anuncia, publica y hace notorio que hoy empiezan las fiestas patronales en honor a San Roque y Santa Elena, y os invita a participar en ellas. Y no me lo han contado; lo he visto yo. ¡Felices Fiestas!
Muchas gracias a Javier Oliver Villuendas por este estupendo relato.
( yo veo a unos veraneantes sentados en la terraza del rio, al sol del atardecer del invierno, alargando el momento de la partida, mientras Jose Mari nos cuenta la receta del pacharán ...)
(Retomado de "Mundo Mágico")

lunes, 26 de septiembre de 2011

LLUEVE



 

 ¿Y SINO LLOVIESE MÁS EN EL MUNDO? …

Esa sí que sería una verdadera catástrofe, la falta de lluvia.Las praderas secas, los árboles espectros, las ramas jirones,

 …
 la oveja que bala al fondo del valle. Ya suenan los cencerros de las vacas,
 ya han bajado del puerto. El caballo que corre desbocado y los pájaros pían
y pían sin parar.
Los guijarros secos, las praderas briznas, las rosas palabras muertas.
Pero llueve mansamente, los cristales están llenos de gotitas ordenadas,
como si fuera un damero transparente. Llueve y llueve.
Más tarde, después de la lluvia el cielo sigue cubierto con
nubes grises, y los pájaros felices van de rama en rama.
Y la vida sigue …

Y yo escucho a Serrat, su balada de otoño :

Llueve,
detrás de los cristales, llueve y llueve
sobre los chopos medio deshojados,
sobre los pardos tejados,
sobre los campos, llueve.

Pintaron de gris el cielo

y el suelo
se fue abrigando con hojas,
se fue vistiendo de otoño.
La tarde que se adormece
parece
un niño que el viento mece
con su balada en otoño.

Una balada en otoño,

un canto triste de melancolía,
que nace al morir el día.
Una balada en otoño,
a veces como un murmullo,
y a veces como un lamento
y a veces viento.

Llueve,

detrás de los cristales, llueve y llueve
sobre los chopos medio deshojados,
sobre los pardos tejados
sobre los campos, llueve.

Te podría contar

que esta quemándose mi último leño en el hogar,
que soy muy pobre hoy,
que por una sonrisa doy
todo lo que soy,
porque estoy solo
y tengo miedo.

Si tú fueras capaz

de ver los ojos tristes de una lámpara y hablar
con esa porcelana que descubrí ayer
y que por un momento se ha vuelto mujer.

Entonces, olvidando

mi mañana y tu pasado
volverías a mi lado.

Se va la tarde y me deja

la queja
que mañana será vieja
de una balada en otoño.

Llueve,

detrás de los cristales, llueve y llueve
sobre los chopos medio deshojados...


sábado, 24 de septiembre de 2011

viernes, 23 de septiembre de 2011

EXCURSIONES : La fiesta de "les bergers" de Aramits (France)


La fiesta de los pastores de Aramits, en francia, nada más pasar la frontera, se celebra todos los años el tercer fin de semana de septiembre, cuando los pastores bajan al llano, trasladan sus ovejas, sus perros y los quesos -esto último parece ser mediante transporte aéreo, ¡que modernos!- hasta el inicio del valle.
Aramits se localiza en el valle de Barétous, tan querido para mí, tan pequeño, tan encantador.
Pequeñito, cálido y húmedo. De arroyuelos cantarines y bosques atlánticos. Precisamente su denominación deriva del rio que lo recorre en dos vertientes y llamado "el verde" desde tiempos inmemoriales, éste desciende desde el lapiaz de la Piedra de San Martín, esas praderas desde donde se cuela el agua hasta el centro de la tierra.


Fiesta para niños, mayores, amantes de los perros, de los animales, etc.para casi todo el mundo. Las actividades se suceden durante tres días y los visitantes son bien recibidos en todos los sitios. !Una pena que no pudimos degustar los quesos¡ (para la próxima ocasión). Pero disfrutamos del concurso de perros/ovejas, de los desfiles y del encanto de la arquitectura de Aramits.

jueves, 22 de septiembre de 2011

miércoles, 21 de septiembre de 2011

EXPOSICIONES : BRUXELAS


Desde el 21 de septiembre al 28 de octubre, en Bruselas :
Artistes dels casals Catalans al Benelux :

martes, 20 de septiembre de 2011

lunes, 19 de septiembre de 2011

CINE : EL ARBOL DE LA VIDA de Terrence Malick

El árbol de la vida (enlace con C.Boyero)


Con una hora inicial espectacular, llena de sentimientos, bellas imágenes, emociones, buenos diseños (Eames y otros) música, fotografía y demás ... se pierde, o me he perdido en el barrizal de la segunda parte.
De todas formas una película inusual que hay que ver. Además en el cine, en casa sería imposible.
Se supone que es una película-poesía, sin principio,sin fín, donde los adultos se pierden tanto como el protagonista-niños de la película.
Bueno el final en mi cine si que ha sido propio de nuestros tiempos:con las últimas imagenes de la nebulosa de colores (origen-fin del mundo) suena un móvil en la sala.
(post : yo también me paseaba con las latas y las cuerdas, la perdida de la infancia fue terrible ... pero los rascacielos no me parecen gigantes;
aunque las ciudades son amargas y dulces a la vez, quizás como la infancia)

jueves, 15 de septiembre de 2011

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Zaragoza Photo 2011

Zaragoza Photo 2011, empieza el festival de fotografía en la ciudad, hasta octubre.La programación incluye exposiciones, talleres, conferencias y un rally fotográfico.

RETRATOS : ANSOTANA

Retrato : "Recordando a Veermer"

martes, 13 de septiembre de 2011

EXCURSIONES : LAGO DE BIOUS ARTIGUES

Lac de Bious Artigues, es un lago que se encuentra en el pirineo francés (valle de Ossau),aquí se inicia la zona de protección del Parc national des Pyrénées.
Desde aquí se pueden hacer multiples excursiones o admirar el lado norte del Midi de Ossau, o pasear en caballo, o no hacer nada sobre un prado verde mientras los caballos se sacuden las moscas a tu lado.

domingo, 11 de septiembre de 2011

FOTOGRAFÍAS PERDIDAS

Hace días, mientras fotografiaba a un zorzal en un parque, se acercaron dos ...
Testigos de jehová ... el aspecto tan indefenso, tan lejos de su país,
... sorprenden como mínimo, ¿qué hacen aquí?
Me recuerdan a mi de pequeña con el chino en la mano, pidiendo dinero para el domund. Uno de los primeros fracasos de mi simiadolescencia ...
no entendía porque no daba nadie dinero para los pobres negritos de África
...
Con buenas palabras les he dicho que no estaba interesada, me miraban desolados:
"a ellos les ha había salvado en momentos difíciles".
- Me alegro por vosotros.
Siempre he deseado hacer una fotos a esas familias americanas que acuden vestidos
de domingo al oficio semanal.
Por no molestar, no me he atrevido a pedirles posar, me he mordido la lengua
y siento no haber pegado la hebra un poquito más ...


Mi recuerdo para esos americanos que son inocentes y democrátas, amantes de los amigos y de la vida,
que los hay,
aunque desde el resto del mundo sólo veamos una amenaza profunda.

sábado, 10 de septiembre de 2011

GATO : SALLENT DE GÁLLEGO

Gatos al sol, 37 grados, sin lluvia, con un calor de agosto ...

viernes, 9 de septiembre de 2011

martes, 6 de septiembre de 2011

EXCURSIONES : CAÑADA DE BENATANDUZ



Ermita de San Cristóbal, en Cañada de Benatanduz. El espacio que ocupa este pueblo, en la comarca del Maestrazgo, con una altitud que supera los 1400 metros, constituye un conjunto que sorprende gratamente al visitante. El tramo urbano se asienta sobre los vértices de un barranco helicoidal de piedra caliza.


La Ermita de San Cristóbal esta en el punto más alto. Y desde aquí se aprecian los barrancos y una hermosa vega de cereales.

lunes, 5 de septiembre de 2011

SITGES


domingo, 4 de septiembre de 2011

sábado, 3 de septiembre de 2011

ESPERANDO LA LLUVIA

Este año se han secado los arbolillos de las rocas, las chaparras están pardas en los collados de los valles. El calor de julio se trasladó al mes de agosto y se ha alargado mucho más la sequía.

Yo creo que no llueve porque las cosas hay que desearlas, hay que querer la lluvia, saber que es agua que corre y nos da vida.


Casi nadie relaciona el agua con la lluvia (magia de abrir y cerrar un grifo), un día de lluvia en la ciudad es un día de fastidio: se mojan los zapatos, se destroza el peinado, etc.. Es una desdicha de día.

Aquí estamos esperando unas lluvias que se alejan en nubes cargadas, pesadas y grises.
Pensemos en las gotas sobre el rostro en un día de verano ... (bueno por fín llueve ...)

jueves, 1 de septiembre de 2011

DESDE EL FONDO DEL BOSQUE

Hay momentos de pleno gozo:
Paseando por el fondo del bosque, al atardecer, cuando la luz se cuela en las rendijas de los collados y alumbra arroyuelos, en el fondo, en lo más profundo del bosque. Este es un bosque de hayas y abetos cenicientos centenarios.

Las últimas brisas de la tarde se calman, aunque de vez en cuando cae una hoja. Las ramas brillan, las mariposas consiguen sus últimos aleteos y los pájaros se han ido a dormir. Es un momento de la paz y de ensueño.

Todo parece posible. Todo cobra vida a tu alrededor. Todo se mueve: las ramas te tocan, las últimas luces son antorchas cual farolillos de colores, las hormigas siguen ufanas su trasiego imparable. El arroyo refleja las ramas, las flores, y la yedra que tapiza las paredes. El espacio es como un nido de pájaros. La hierba esta suave y esponjosa, acaba de brotar. Algún habitante del bosque tiene tanta hambre que ha arrancado un haya de metro para comerse los brotes de sus raíces. Hasta las piedras tienen colores, todo tiene una vida diferente.

Al fondo la oscuridad, el miedo infantil de subir a la habitación de arriba, con la vela en la mano proyectando seres malignos; los muertos y vencidos de los relatos a la lumbre, que se proyectaban sólo para mí sobre las paredes de las salas.

De pequeña yo era feliz en la alcoba del salón de la casa de mis abuelos, me sentía en compañía constante con el trasiego de mi abuela.