mis fotos, mis viajes, mis excursiones ...
las flores, los grafitis, los gatos ...
exposiciones
y +



viernes, 13 de marzo de 2009

POR FIN MEXICO : DISTRITO FEDERAL



El Distrito Federal es una inmensidad cruzada por ríos de coches, nada recuerda la ciudad que hizo soñar a Cortés, con la salvedad del Museo Arqueológico de México (da dignidad a la ciudad y a los mexicanos).Es un inmenso valle que da cobijo a veinte millones de habitantes, la zona más poblada de la tierra. Obligatoriamente imaginamos que en vez de casas se asentaban cabañas, al lado de maíz que crecía tres veces al año y que daba de comer a los habitantes de la ciudad más grande de los imperios agrarios, las calles sólo eran ríos, que como ahora, cubiertos también permiten ir de un lado para otro.
No puedo entender como fue desecada poco a poco. Así el mexicano actual se asienta sobre agua, sobre arenas movedizas en una llanura plana de más de 100 kilómetros. Durante cuatrocientos años se empeñaron en desecar las lagunas,unas dulces y otras salobres. Esto aporta, en algunas zonas, un polvorín en primavera y un cenagal en verano por la acumulación de las aguas. Actualmente se aboga por la vuelta a una ciudad lacustre, mediante grandes proyectos en los que todos no deben estar conformes.
Nuestra llegada posterior a un día de lluvia, tras el viento gélido del norte,
-al atmósfera, muy fría, me recuerda por la noche a nuestros 10 grados bajo cero, aunque estemos a dos o tres grados- deja un día de sol, limpio y azulado. Resulta acogedora,mucho más que se supone de la lectura de la prensa, y las guías obligatorias antes de la llegada al país.
El Palacio de Bellas Artes, el Museo de Antropología, el Santuario de Guadalupe y la ciudad de Teotihuacán han superado nuestras espectativas. Estos dos últimos espacios son los más visitados de la tierra. Más que la basílica de San Pedro en Roma. La ciudad de Teotihuacán, sin saber muy bien porque me recuerda a Xián, ese espacio abierto, inmensa llanura desecada y polvorienta, abierta al cielo estrellado.


Estas ruinas aztecas realmente se alejan de los espacios mayas, son únicas, tampoco recuerdan a las pirámides Egipcias. A pesar de la grandeza tienen una medida humana. En todos estos espacios tan antiguos notas la magia que emanan, miras al horizontes y las ruinas se pierden en la lejanía e imaginas las dos mil pirámides que todavía quedaban cuando llegaron los españoles y piensas en las cosas que seguimos destrozando los turistas de hoy en día.(Se han empeñado en poner un espectáculo de luz y sonido).
Una ciudad con muchas contradiciones y no sólo la de la riqueza y la pobreza, con una contaminación de no vemos, con manifestaciones diarias, a las que asistimos en el día de nuestra visita, con muchos policias escondidos por las calles laterales (que nos recuerdan nuestras corridas por delante de los grises). Con un mestizaje que no imaginábamos, que le da riqueza y belleza. Con unas avenidas como las americanas de altos edificios al lado de pequeñas casas, como es habitúal y constante en todo el continente y a que nosotros se nos hace tan extraño. Con muchos museos, mucha vida cultural, muchas polémicas políticas en los periódicos, que nos es dificil a veces de aclarar por segundas lecturas que se adivinan entre líneas.Con el narcotráfico y la droga pisándo los talones a todo el mundo. Donde como decía un guatemalteco: es más facil conseguir coca que comprar pan. Creo que los que toman drogas tan alegremente en el mundo "civilizado" que se lava la cara todas las mañanas debería pensar el daño que hace a personas inocentes. Esa inocencia de las personas que te vas encontrando, que te recuerdan a la inocencia que perdimos en españa en estos cincuenta últimos años. Al mismo tiempo la gente se busca la vida,
logicamente como puede, y es duro introducirse en el metro día a día para una adolescente de diecinueve años, morena, de piel bronceada, que quiere cambiar su país, que quiere ser mujer independiente, en un mundo machista, que quiere estudiar y que vive bajo la amenaza de que el mundo acabará en el 2012, a finales del año. Porque a su lado también hay otras personas, muy diferentes, que a veces, he man hecho pensar maldades. Es como el resto del mundo, ni más ni menos, pero con peores condiciones de vida.
Yo espero que algo cambie, que ella pueda ver un mundo mejor, y que no sea un cataclismo lo que nos depare el 2012, que tiene derecho, tiene toda la vida por delante y nosotros debemos darle un mundo mejor.

1 comentario:

Fernando López Fernández dijo...

En México DF uno se puede encontrar lo mejor y peor de este mundo. Es peligrosa en muchos aspectos , pero tiene algo especial que enamora a quien la visita.

Saludos